domingo, 7 de diciembre de 2008

Epicondilitis

También se le conoce como “codo del tenista”, pero curiosamente, quienes más la sufren son las amas de casa. Por eso siempre recomiendo fregar el suelo con fregonas y no con raquetas. Epicondilitis significa inflamación del epicóndilo.

El epicóndilo es la parte del hueso húmero que está a nivel del codo, en su región lateral. Si quieres localizarlo con exactitud haz lo siguiente: flexiona el codo hasta los 90º. Ahora, coloca la palma de la mano mirando al suelo. La palma, no el dorso. ¿Ya estás en la posición adecuada?. No aproveches para rascarte la barriga, que te conozco, truhán. Ahora flexiona y extiende los dedos de la mano y mira (con los ojos por ejemplo) a tu codo. ¿No ves moverse unos músculos en tu codo?. Pues eso es el epicóndilo.

¿En qué consiste?
Los músculos que extienden (estiran) los dedos de la mano y la muñeca se fijan en el epicóndilo. Si sobrecargamos estos músculos, ya sea mediante un esfuerzo muy grande o por muchos pequeños esfuerzos repetidos, el punto de inserción de puede inflamar de tanto trabajo. Ya tenemos una epicondilitis más.

Síntomas

Produce dolor a nivel del epicóndilo (ya lo sabéis localizar). Este dolor puede aparecer en reposo, pero cuando más aprieta es al manejar los músculos de los dedos y la muñeca. Por ejemplo, al coger las bolsas de la compra, agarrar con fuerza un objeto, contra más pesado peor, coger platos, vasos, teclear en el ordenador (contra más furioso teclees, peor para el epicóndilo) o trabajar con un martillo neumático (vuelvo a rogar encarecidamente a las amas de casa que se abstengan de emplear este tipo de artilugio).

Pronóstico

Si la inflamación es leve, puede desaparecer sola. Pero si se mantiene la sobrecarga que la haya causado, se puede cronificar. Los tratamientos que a continuación mencionaré, son capaces de curar la epicondilitis de hoy, pero no previenen las de mañana si se mantiene el sobre uso de la musculatura.

Tratamiento

1. Reposo: la mejor forma de hacer reposo consiste en colgarse un pañuelo al cuello y apoyar el antebrazo en el mismo, manteniendo el codo en un ángulo de 90º. Con una semana o 10 días suele ser suficiente.
2. Fisioterapia: ultrasonidos, microondas (los del fisioterapeuta, no se le ocurra meter el codo en el microondas de su cocina, si no quiere almorzar codillo a la brasa), láser o masajes suelen ser muy eficaces. Con diez sesiones suelen ser suficientes.
3. Antiinflamatorios y analgésicos. No suelen ser demasiado eficaces y tienen sus efectos secundarios. No los suelo recomendar.
4. Cremas antiinflamatorias. No han demostrado su eficacia, sin embargo, muchos pacientes se las ponen y están contentos. Como no hacen daño, si quiere, las puede probar.
5. Infiltraciones: consiste en poner un esteroide (un potente antiinflamatorio) justo en el epicóndilo. Ejerce toda su acción justo en el sitio inflamado con lo que su eficacia es altísima. Los efectos secundarios son mínimos aunque, en ocasiones, se puede quedar una manchita blanca en el punto de inyección. Este es el tratamiento más poderoso de todos.
6. Cuando todo fracasa o se repite muy a menudo, hay que recurrir a la cirugía.
No todos los tratamientos hay que hacerlos a la vez. Dependiendo de cada paciente, se puede decidir por uno o por otro.

Prevención

Curar una epicondilitis es relativamente fácil. Prevenir que no vuelva a aparecer, ya es bastante más complicado. Consiste básicamente en disminuir las sobrecargas y potenciar la musculatura para que sea más resistente.

a) Disminuir las sobrecargas: no coger bolsas ni carritos de la compra que se arrastran. Es preferible carritos de cuatro ruedas que se empujan. Coger los platos, libros, o cualquier peso sin agarrarlo, sino juntando las dos palmas de las manos para transportarlos. Si se practica el pádel o tenis, hacerlo con buen estilo y en caso necesario, consultar con un monitor para mejorarlo. Vigilar la tensión de las cuerdas y el grosor del mango, para que se adecúen a nuestras posibilidades. En los trabajos de casa no agarrar nada con mucha fuerza. Las fregonas, escobas o la limpieza de los cristales no precisan que apretemos hasta asfixiarlos. Contra menos usemos la plancha mejor, para ello nada mejor que usar varios días las mismas prendas y sólo planchar lo que se ve. La ropa interior, toallas, sábanas o cortinas, no necesitan ser planchadas.
b) Al mejorar la resistencia de nuestros músculos es más difícil que se sobrecarguen. Prefiero no explicar los ejercicios aquí ya que, si se hacen mal, en vez de beneficio pueden causar perjuicio. Lo mejor es acudir al gimnasio más cercano y ligarse al monitor o monitora de turno y que nos enseñen.

16 comentarios:

Portorosa dijo...

Pues aquí viene el pupas:

Yo no tengo epicondilitis (y eso que jugué al tenis muchos años), sino lo ¿contrario?, epitrocleítis. Desde hace casi dos meses (a lo mejor más).

La causa clara fue una sobrecarga en el gimnasio (en un ejercicio de tracción, para la espalda); y, como dicen aquí, no se "me da ido".
Fui al médico por urgencias y me recomendó antiinflamatorios (ayer los acabé, una cajita entera de Diclofenaco), Fastum gel y frío tres veces al día (bueno, él me recomendó calor; una fisioterapeuta se llevó las manos a la cabeza y me corrigió).
Por supuesto, no hago ningún ejercicio que me duela... salvo cosas inevitables como coger algún peso (incluido mi hijo de dos años), tirar de la puerta del coche (me duele), apoyarme alguna vez (me duele), etc.

¡¡¿Qué hago, doctor, que estoy hasta los... las narices?!!

Gracias.

Portorosa dijo...

(He estado viendo unos ejercicios de estiramiento, en una página que me causó buena impresión. Es lo que me queda por probar...)

Juan dijo...

La epitrocleítis se la conoce como el codo del golfista. Es en todo igual a la epicondilitis excepto que son los músculos contrarios y en el otro lado del codo (el lado interno).

El reposo unos días, bien hecho, suele obrar maravillas y los ejercicios de estiramiento también. Si con eso no cediera, intentaría una infiltración que son muy eficaces cuando el origen de la sobrecarga es agudo.

Con respecto al frio o al calor: ambos son antiinflamatorios. El frío suele ir mejor en las lesiones agudas y traumáticas y el calor suele ir mejor en las crónicas. En caso de duda, se prueban ambos y el que mejor siente, pues se sigue.

Ya sé que te está yendo bien con la sauna. Me alegro mucho.

Un abrazo

Portorosa dijo...

Ay, gracias, Juan. Creía que no lo habías visto.

Lo de los estiramientos, que lo empecé ayer mismo, creo que es lo que más noto. La verdad es que ni el frío ni el calor parecen hacerme gran cosa... y ya llevo como mes y medio, así.

El 22 tengo cita con el trauma y lo voy a enterrar en preguntas: espalda, rodillas, codo...

Muchas gracias de nuevo.

Juan dijo...

Portorosa, cuando se es joven y se tienen muchas molestias difusas, puede existir un componente muscular por tensión excesiva. Está claro que la epitrocleitis, si ha habido una clara sobrecarga o trauma, se debe a cualquiera de estos eventos, pero si ya hay una situación previa de tensión muscular, es más fácil que se den este tipo de lesiones.

Con la condromalacia sucede igual, es una degeneración del cartílago, pero puede doler más si hay tensión muscular excesiva y, si también te molesta la espalda, una posibilidad que yo exploraría sería la sobrecarga muscular, ya sea de origen físico o emocional (stress principalmente).

Coméntalo al trauma. Tampoco estaría mal que consultaras con un reumatólogo.

Un abrazo

Portorosa dijo...

Muchas gracias, Juan. Iré al médico con esa propuesta.

Un abrazo.

(Oye, te lo comento aquí, en la intimidad: tengo que releerla, pero tu entrada sobre la comprensión me ha parecido un poco confusa. No es que no la haya comprendido -risas-, creo, sino que veo, de nuevo, un pequeño lío con los sustantivos que unos y otros utilizamos, y veo también un intento de resumir en un post un tema muy muy complejo y extenso...)

Un abrazo, decía.

Juan dijo...

Tienes razón portorosa. He intentado esquematizar el tema y me ha salido un tanto embarullada.

Lo que pasa es que en una entrada, si me enrrollo demasiado, puede llegar a ser un pestiñazo. Intento tocar puntos generales sobre los que después se puede debatir más en profundidad. Muchas veces, de ese debate salen nuevas entradas, más exhaustivas sobre un tema más específico.

Sobre los sustantivos, me resulta muy curioso que muchos tenemos conceptos sobre lo que significa una determinada palabra o expresión y, a la hora de la verdad, te das cuenta que no, que manejamos "idiomas" diferentes. Muchos debates terminan siendo más de semántica que de ideas, pero también es enriquecedor.

Un abrazo

lilians dijo...

tengo epicondilitis en ambos brazos.El año pasado me enyesaron el derecho, ahora el izquierdo y fisioterapia en el derecho.
Realmente no puedo cargar nada. Uso mochila para llevar mis libros.
Creo que me haré infiltrar, es lo que me queda..no aguanto más, me siento totalmente inútil.
Gracias por los comentarios y sugerencias.

Anónimo dijo...

Pues yo tengo epicondilitis en el brazo derecho, pero todos los médicos que me han visto no se lo creen porque tengo 16 años,dicen que soy demasiado joven. El problema me empezó hace cosa de un año y 2 o 3 meses y solo desde hace casi un mes estoy yendo a rehabilitación porque los médicos no eran capaces de dar con lo que tenía hasta que me vio un traumatólogo estas navidades. La rehabilitación parece que me lo tiene un poco estabilizado..pero no me quita el dolor, también intentó guardar todo el reposo que puedo, pero en cuando hago algún dibujo me vuelve a doler intensamente(estoy estudiando arte)y se me van formando contracturas por todo el brazo,trapecio,..incluso en el brazo izquierdo(eso es algo que no entiendo) y así estoy como cosa de una semana(con las contracturas sin poder apenas moverme y con el dolor fuerte). Creo que todo esto empezó a raiz de un dibujo que hice que fue bastante complicado y estuve unas 5 horas seguidas haciendo, y así pero ya no tantas horas durante más días. Cuando me da el dolor fuerte es una cosa insoportable,2 veces he tenido que ir a urgencias ya, pierdo la fuerza en los brazos y casi no puedo cerrar los puños ni mover los mismos brazos.
Si alguien puede ayudarme se lo agradecería muchísimo! porque ni los mismos médicos saben bien aún lo que tengo...

GENI_3807 dijo...

tengo Epicondilitis desde hace 2 meses.he probado con corrientes ultrasonidos y antiinflamatorios y no consigo mejorar.me aconsejan que me ponga infiltraciones, pero no me atrebo.que guarde reposo,pero no me puedo permitir dejar el trabajo.tengo miedo que vaya a mas y terminen operando.me recomiendan tambien que me ponga hielo,pero cuando retiro el frio ,y empieza a calentar el codo tengo mas dolor,muy fuerte y no lo puedo aguantar.¿que más puedo hacer ?

Antonio Roque dijo...

Hola.
En primer lugar agradecer este blog.
Mi problema es que después de mucho tiempo padeciendo la epicondilitis...con tratatiemtos de todo tipo (masajes, epi,...) ahora tengo una entesitis tricipital...
La verdad estoy desesperado...
Estoy pensando ya en la infiltración.
¿Que me recomienda ud?
Gracias.

Juan dijo...

Si no la has probado aún, sí te la recomiendo. Pero recuerda que la infiltración te cura la epicondilitis de hoy, pero no previene que vuelva a salir si sigues teniendo las mismas sobrecargas que te la causaron.

Anónimo dijo...

Me parece muy acertado su articulo, pero pierde credibilidad con sus chistes flojos que pasan a ser de mal gusto

carmen dijo...

me encanta que alguien inteligente use el buen humor para relatar algo. Ayuda a sobrellevar estas molestias. su articulo miy bueno completo y ameno. gracias

Anónimo dijo...

yo tuve epicondilitis, y me la curó un fisio terapeuta con un tratamiento llamado EPI ecoguaada.
Mi epicondilitis era bastante dolorosa y se curó en 8 sesiones.

Suerte!

Antonio Del Pino dijo...

Me encanta jugar al padel. Me he infiltrado ya 2 veces y la eficacia para quitar el dolor es fantástica. Me tiro una semana y media sin jugar y.... alahhh otra vez epicondilitis.... estoy ya desesperao...hr cambiado de pala 3 veces y ahora me he comprado una nueva que dicen que es especial anti-epicondilitis. Espero wue no me la hayan colado... pero es que ya no se que hacer. Algun consejillo Dr.???